Crítica de Big Eyes (2014) Tim Burton


Sinopsis: Narra la historia de Margaret y Walter Keane. En los años 50 y 60 del siglo pasado, tuvieron un éxito enorme los cuadros que representaban niños de grandes ojos. La autora era Margaret, pero los firmaba Walter, su marido, porque, al parecer, él era muy hábil para el marketing. (FILMAFFINITY)
Reparto: Amy AdamsChristoph WaltzDanny HustonJason SchwartzmanKrysten Ritter,Terence StampHeather DoerksenEmily FondaJon PolitoSteven WiigEmily BruhnDavid MilchardElisabetta FantoneConnie Jo SechristJames Saito...

Yo al señor Burton le tengo mucho respeto, pero hay quienes se lo han perdido -y muy justificadamente- tras la cantidad de películas insulsas, facilonas y terriblemente comerciales a las que ha abandonado su carrera. Pero es el director de mi película favorita -del mundo mundial-, Big Fish, y por ello me siento en la obligación de guardarle un mínimo respeto, aún cuando parece que su carrera se precipita hacia un panorama de lo más insostenible.
No os podéis imaginar cuanta fue mi alegría al ver las primera imágenes de Big Eyes que, con un nombre terriblemente similar a mi película predilecta, me prometían un resurgir muy prometedor de la carrera de Burton. Una vez vista la cinta, me siento en un equilibro estable con respecto a este director, es decir, que no ha sido una obra maravillosa pero tampoco el desastre que venían a ser sus últimas películas. Si no fuese porque ha decidido dirigir Bitelchus 2 diría que a lo mejor podríamos estar presenciando una resurrección - o al menos un paso hacia la cordura- en la carrera del cineasta.



Big Eyes es lo que es, una película entretenida con una estética cuidada y bonita -a mí me pierde la estética de los 50 y 60 así que no soy muy objetiva en este punto-. Predecible, simple, pero divertida. Muy clásica en su ejecución. Hay quienes dicen que no se nota que sea una obra de Burton, que no encaja con su estilo y que es una película que podría haber sido dirigida por cualquier otro individuo. A esto me pronunciaré con un 'Sí, pero no', ya que yo sí veo elementos de la estética y del cine de Burton en la cinta. Tal y como dijo El Chico Morera en su crítica hay que tener cuidado con eso de 'la estética Burton', que se suele asociar con Pesadilla Antes de Navidad-película de la cual no es director-, La novia cadáver o Sweeney Todd. Pero no podemos obviar que los trabajos de Burton no se quedan ahí, están Big Fish, Charlie y la fábrica de Chocolate, Las aventuras de Pee Wee... Películas llenas de colorido que poco tienen que ver con la oscuridad de sus otros films. Colorido que se aprecia en Big Eyes, en su fotografía y en los propios cuadros de Keane. 
Para mi gusto, la película- a pesar de ser un biopic- está impregnada de ese irrealismo que rodea a las películas del autor. Incluso los personajes están caricaturizados hasta límites que pueden resultar un tanto estridentes, Margaret en su timidez patológica y Walter en su excentricidad patética, pareja interpretada por Amy Adams y Christoph Waltz notablemente- además a Waltz se le da muy bien hacer de cabrón, eso ya lo hemos apreciado en Malditos Bastardos, que le valió el Óscar a Mejor Actor de Reparto-.



Por otra parte, me parece una película que expresa correctamente la situación de las mujeres en los años 50 y 60. Aunque había ocasiones en las que me daban ganas de zarandear con fuerza al personaje de Amy Adams para que espabilara y se librara de tal opresión comprendo que Margaret se encontraba dominada no sólo por la época- en la que ser una mujer separada y aún encima artista estaba terriblemente mal visto-, si no también por sus problemas de timidez. Sin embargo, existe un contrapunto, un punto de inflexión entre dos generaciones; la de Margaret y la de su hija Jane en el que se puede entrever la llegada de una situación más positiva para el género femenino.
A destacar, la escena en la que el ebrio Walter Keane acosa a madre e hija a través de una puerta cerrada, una influencia tan clara de El Resplandor, que mi corazón hizo 'chiribitas'. Una escena en la que Walter mira por la pequeña cerradura y vemos, ilógicamente, un ojo enorme y amenazador. Un ojo demasiado similar a los de los cuadros de Margaret, que primero amaba por ser un reflejo de su alma y ahora son el recuerdo de su opresión, de su depresión y su tristeza.
En resumen ¿Es Big Eyes una película recomendable? Depende de cuales sean tus objetivos. Si quieres pasar un buen rato y ver algo que te deje un sabor de boca dulce, es una buena opción, pero no vengáis aquí buscando una obra maestra, porque no la encontraréis.

nota:
6,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MY CADILLAC DREAMS © 2014